CUATRO EN ESTE MUNDO

Como mi mamá

David Melling

“Aunque, al final del día, todos queremos estar

en un lugar tranquilo, cálido y a salvo,

con alguien… como mi mamá”.

David Melling, Como mi mamá

 

Ayer por la mañana viví en la incertidumbre. A medio día, lo que me causaba la incertidumbre se resolvió exactamente como yo no quería. Por eso fue tan oportuno el efecto reparador de lo más seguro que tengo en la vida: el calor que produce un papá a mi derecha y una mamá a mi izquierda un domingo por la tarde durmiendo películas.

No era para tanto, pero yo quería “estar en un lugar tranquilo, cálido y a salvo, con alguien… como mi mamá”. Sé que la cita de Melling dice “mamá” pero yo digo “familia”: mi mamá, mi papá y mi hermana, las tres personas cuyo amor tengo por sentado y, por la misma razón, descuido de manera sistemática.

Mi papá siempre nos dice: “Somos cuatro en este mundo: la mamá, dos hermanas y yo”, pero creo que lo entendí desde que empecé a escribir muchos intentos fallidos sobre la saga de David Melling. Quería evitar homenajear a mi papá en la no-reseña de Como mi papá y a mi mamá en la de Como mi mamá, porque era la salida fácil y no era lo que me pasaba por la mente cuando leí ambos libros; sin embargo, ahora lo hago porque, aunque somos una familia muy funcional porque nos amamos, nos respetamos y nos sentimos orgullosos de ser parte del selecto grupo de cuatro personas en este mundo, siento que yo aprovecho ese amor que tengo por sentado, a tal punto que las otras tres personas de mi mundo no están ocupando el lugar que merecen en mi lista de prioridades.

No sé cómo hacerlo. El protagonista de este libro escoge resaltar todas las habilidades maternales de esa señora que “siempre consigue que [él se] sienta mejor” porque invierte gran parte de su día en velar por el bienestar de su nené.

Yo no sé cómo hacerlo, pero sé cómo no hacerlo. No quiero escribir “un libro tierno y divertido, que será un precioso regalo para madres e hijos [y el] complemento perfecto del libro Como mi papá, del mismo autor”, como dice la nota del editor en la contraportada de esta apología a la salida fácil, exactamente la misma que yo quería evitar.

Me rehúso a escribir un libro así porque me conozco y sé que el homenaje se reduciría a un montón de fotos el día del lanzamiento y a una dedicatoria de mi puño y letra, que ese día me saldría sinceramente del corazón, pero que no serviría de nada porque dejaría nuestra relación en las mismas.

Como no sé cómo hacerlo, acudo a ustedes tres porque son los más sensatos de los cuatro que somos en este mundo. Me gustaría escucharlos, aunque en el fondo intuya cuál es la respuesta.  Para que se inspiren les dejo un regalito que usted, Hermanola, considera que “es la foto más significativa de nuestra peculiar familia”.

Image

  21 de mayo

Anuncios

2 comments

  1. Margarita Giraldo Mejia · mayo 24, 2012

    Yo soy la hermanola orgullosa y gordita color curuba de al foto mas significativa de nuestra peculiar familia!. los amo a los tres! son mi mundo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s